Denuncias y prejuicios rodean a Milagro Sala Por qué la atacan

De: Marcela Venturino>
Asunto: Denuncias y prejuicios rodean a Milagro Sala Por qué la atacan
Para: "Ernesto Rossetti" 
Fecha: jueves, 20 de septiembre de 2012, 19:12

 

jueves 20 de Septiembre de 2012

Denuncias y prejuicios rodean a Milagro Sala

Por qué la atacan

Por Tali Goldman

Ataques a Milagro Sala

13.09.2012
     
El crimen de Luis Condorí conmocionó a Humahuaca y despertó a los enemigos de la dirigente social. Quiénes y cómo la enfrentan. Entrevista exclusiva con la referente de la Tupac Amaru. Viviendas, escuelas y fábricas, sus logros más visibles. Mirá la galería de fotos.
 
 Venía tranquila. Hacía varios meses que no era noticia en ninguna portada de algún que otro matutino, ni el centro de denuncias de ciertos sectores políticos en Jujuy. Demasiado tranquilo para los tiempos que corren. Pero esa tranquilidad mediática explotó el último sábado 8 de septiembre, cuando las portadas de Clarín y La Nación titularon “Salpica un crimen a Milagro Sala y al gobierno de Jujuy”. Una imagen sustentaba la nota: Milagro Sala junto a Marcos Guerra, responsable de la agrupación Titi Guerra y principal acusado de matar a Luis Darío Condorí, en una toma de tierras en Humahuaca (ver recuadro). Sin embargo, la organización liderada por Guerra había sido apartada el 22 de agosto de la Red de Organizaciones Sociales por mala conducta. Pero, además, el propio Condorí fue cooperativista de la Tupac Amaru en el 2009, en 2010 se radicó en Humahuaca y fue alumno del colegio secundario “Germán Abdala”, construido y gestionado por esa organización jujeña. Además, Condorí era familiar de Delma Vega, referente de la Tupac Amaru en Humahuaca. Suficiente motivo para comprender por qué Milagro Sala no podría estar detrás de semejante crimen; suficiente motivo para comprender por qué Milagro Sala volvió a ser el blanco de los ataques mediáticos y políticos. “Me duele mucho que sectores políticos y mediáticos usen este crimen para atacarme a mí. Quisiera acostarme y no levantarme nunca más”, había asegurado la dirigente social en sus primeras declaraciones al programa radial Animal Político, en AM 750, días después del crimen. Se la escuchaba triste, dolida. No sólo por la pérdida de un compañero, sino porque, una vez más, a Milagro Sala la volvieron a poner en el medio del ring, para disputársela entre quienes quieren darle el más fuerte de los golpes para dejarla nocaut.
 
Nadie tiene puntos medios con “La Flaca”, como le dicen los que la quieren. Quienes la apoyan, sienten un amor descomunal, como el que se tiene con una madre, una hermana o una hija. Quienes la rechazan, sienten un odio visceral, ese que muchas veces no puede explicarse desde lo racional y hasta se vuelve racista y discriminatorio.

Hace varios años, Milagro viene siendo blanco de operaciones políticas –lideradas principalmente por el senador radical Gerardo Morales– y mediáticas –llevadas adelante por los monopolios–.
 
En el último mes, los principales editorialistas y columnistas volvieron a usarla como chivo expiatorio. Por caso, en su columna del 21 de agosto para el diario La Nación, el escritor Marcos Aguinis escribió: “Las fuerzas (¿paramilitares?) de Milagro Sala provocaron analogías con las Juventudes Hitlerianas. Estas últimas, sin embargo, por asesinas y despreciables que hayan sido, luchaban por un ideal absurdo pero ideal al fin, como la raza superior y otras locuras. Los actuales paramilitares kirchneristas, y La Cámpora, y el Evita, y Tupac Amaru, y otras fórmulas igualmente confusas, en cambio, han estructurado una corporación que milita para ganar un sueldo o sentirse poderosos o meter la mano en los bienes de la Nación”. Ese fue el término que Aguinis utilizó para referirse a los integrantes de una agrupación cuyo lema central es “salud, trabajo, educación”, en una de las provincias más devastadas durante el neoliberalismo. Pero la frase de Aguinis no fue casual y tuvo su correlato en la televisión, de la mano del periodista Jorge Lanata. Un grupo de periodistas del programa viajó hasta Jujuy para realizar un informe sobre el barrio y la organización. En los adelantos de la semana que Canal 13 ofrecía antes del domingo, podía verse a algunos militantes de la Tupac Amaru agrediendo a los periodistas y robándoles el material fílmico. Rápidamente Milagro Sala concedió una entrevista a Lanata, durante la cual pidió disculpas por el aberrante hecho y explicó los motivos por los cuales la agrupación se sintió atacada, obviamente sin justificar la agresión. Sin embargo, la producción del programa omitió discrecionalmente la parte en la que se explicaba la secuencia de los hechos.

“Los periodistas entraron al barrio y empezaron a charlar con algunos de nosotros”, explicó un integrante de la agrupación a Veintitrés. “Nos empezaron a apretar queriendo que hablemos mal de Milagro y de la Tupac. Ahí es cuando nosotros empezamos a correr la bola y llamamos al delegado, que es quien se les acerca y les pide de buena manera que se comuniquen con prensa, para que les mostremos el barrio. Estamos hartos de que se muestre cualquier cosa desde ciertos medios. Eso es lo que quisimos preservar”. Pero en el informe del programa, también Lanata quiso comparar a la Tupac Amaru con las juventudes hitlerianas. “Es raro ver a todos uniformados, haciendo un saludo”, disparó el periodista. Pero tuvo que entender que los uniformes eran parte del atuendo laboral, y el saludo no era menos que ratificarse como descendientes del caudillo indígena.


También desde los espacios políticos opositores se encargaron de denostarla. Su principal rival es el senador nacional Gerardo Morales, quien la acusa, entre otras cosas, de violenta, patotera y portadora de armas. En la última solicitada de la UCR jujeña tras los hechos en Humahuaca, sentenciaron: “Hace algunos años que desde la UCR venimos denunciando el vacío de poder y autoridad en la provincia en manos de la Organización Social Tupac Amaru conducida por Milagro Sala y su red de Organizaciones Sociales (…) La Tupac Amaru inmediatamente buscó eludir su responsabilidad con mentiras (…) Es el mismo Gobierno Provincial que permite y tolera que Milagro Sala haya instituido un estado paralelo sin apego a la ley”.

Otra de las voces en su contra es la de Carlos “El Perro” Santillán, líder de la organización Tupaj Katari, quien también la vinculó con el crimen de Condorí. “Estamos cansados de que no se haga nada y de que la política siga dando alas y plata a estos grupos que son tentáculos del poder, del gobierno de turno, que las ha usado para atemorizar y amedrentar a todo el pueblo de Jujuy”. Y agregó: “Estos tipos llegan en 4x4 y Mercedes-Benz a las movilizaciones”. Quien también la vinculó con el crimen es el padre Jesús Olmedo, de La Quiaca, muy cercano al Perro Santillán. “Estoy convencido de que Milagro Sala está vinculada con lo que pasó el otro día, está apoyada por los gobiernos provincial y nacional. Estoy convencido de que Milagro hace cosas, pero no son éticamente dignas, sobre todo cuando recibe tanto apoyo económico. Hay gente que se calla y que tiene miedo, porque ella crece porque está apoyada por el gobierno provincial y nacional y en cierta circunstancia tiene un poder tal que manda más que la policía”.

Sin embargo, los hechos demuestran más que mil palabras. La Tupac Amaru, en Jujuy, cuenta con 70.000 afiliados. En esa provincia se construyeron 6.000 viviendas, 18 polideportivos, centros de salud, un centro de asistencia a discapacitados, escuelas primarias, secundarios, terciarios. Cinco fábricas y miles de puestos de trabajo. En todo el país, la organización cuenta con 150.000 afiliados y se expande en las provincias de Salta, Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Santa Fe, Córdoba, Chaco, Corrientes, Misiones y Formosa.

Estas son quizás las armas de las que algunos hablan: las armas del trabajo, la salud y la educación. Nada más y nada menos.
 
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
“Si hubiese sido hombre y de ojitos verdes, no hubieran tenido problema”

La entrevista estaba pautada para las 11 de la mañana. Luego se pospuso para las 14. En el medio, hubo una asamblea de último momento de los delegados de la Tupac Amaru con motivo del crimen de Luis Darío Condorí, militante de la agrupación. Pero a las 14 el teléfono no daba ninguna señal. “Disculpame, es que me vinieron a saludar personalmente uno por uno los 900 compañeros delegados”, se excusó Milagro Sala a Veintitrés, un poco más tranquila, cuando ya eran las 18 y en medio de un cuarto intermedio. Milagro puso a disposición de la asamblea su renuncia como dirigente. No quiere que nada ni nadie opaque la labor que vienen realizando hace tantos años, desde que formaron la primera Copa de Leche, allá por los ’90. Pero ninguno aceptó su renuncia. Por el contrario y casi al unísono, los delegados se levantaron de sus asientos y entre cánticos, aplausos y palabras de aliento le dejaron en claro que ella es la líder del movimiento. La Flaca está cansada, pero no por eso menos fuerte y decidida a seguir luchando.

–A casi una semana del crimen de Condorí, ¿cómo está?

–No te voy a mentir, estoy muy mal. Con los compañeros no paramos de llorar, recién en la asamblea todos llorábamos porque era un integrante de la Tupac, si hasta la familia vive en el barrio. Estamos muy indignados, con mucha bronca y nos enfurece que sectores políticos estén usando esto políticamente porque nosotros acostumbramos a que se respete a la familia. A mí me han enseñado a valorar la vida, no sólo mi vida sino la del otro, porque para nosotros todo tiene vida, las plantas, el agua. Entonces, que le hayan quitado la vida a un compañero nos duele. 

–¿A qué sectores políticos acusa específicamente?

–Principalmente a Gerardo Morales, quien no pudo ganar la elección ni en Humahuaca ni en la provincia. Él tiene funcionarios puestos en todas partes y desde ahí nos ataca, además de que tiene los medios a su favor. Que se dedique a controlar a sus diputados que hacen negocios con las tierras. Cuando ellos tuvieron la posibilidad de gobernar no lo supieron hacer. De hecho, si hubiesen hecho las cosas bien, no hubiesen existido las organizaciones sociales. En los ’90, la frase de “que se vayan todos” fue la que originó a nuestra organización, como a tantas otras.

–¿Cuál cree que fue el motivo por el cual estos sectores volvieron a atacarla?

–Fue desde que lanzamos el partido político “Partido de la Soberanía Popular”. Desde la Tupac comenzamos de atrás para adelante, antes de candidatearnos comenzamos a trabajar. Demostramos que podemos construir y que no le robamos a la gente. Entonces ahora queremos desde la política cambiar la historia y a mí me gustaría ser diputada provincial. Cuando queremos discutir en la Legislatura el tema del presupuesto, por ejemplo, nos dicen que tenemos que ser diputados para eso. Entonces queremos dignificar a nuestra provincia y llegar a la Legislatura por intermedio de las urnas.

–Si tuviese que explicar brevemente por qué la critican tanto, ¿qué diría?

–Porque soy mujer, porque soy negra y porque soy kolla. Hay un machismo muy fuerte. Quizá si hubiese sido hombre y de ojitos color verde no hubieran tenido ningún problema. Yo dignifico a los pueblos originarios. Puede haber semanas que no vengo a mi oficina porque prefiero estar en el barrio, en los asentamientos trabajando con los compañeros, en las copas de leche.

–La acusan, entre otras cosas, de tener armas, de estar uniformados, de que usted es autoritaria y hasta compararon a la Tupac con las juventudes hitlerianas…

–Como cooperativa estamos obligados a tener uniformes. La CGT, la UOCRA, la CTA, todos tienen uniformes. ¿Tendríamos que decir que los docentes son juventudes hitlerianas porque usan guardapolvo? Las armas que tenemos son tenedores y cuchillos y hornos de barro para comer. ¿Cómo voy a ser autoritaria si todo lo decidimos en asamblea entre todos los compañeros? Ya no saben qué decir para desprestigiar.

–También dicen que usted dirige la barra brava de Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

–Yo a la cancha no voy hace años. “La banda de la Flaca” la formaron compañeros de la Tupac porque había muchos chicos que nunca habían ni siquiera entrado a la cancha. A través de rifas y colectas, juntamos la plata para entrar a los partidos, porque nosotros compramos las entradas, no nos las regala nadie. A lo que ellos llaman barra brava, yo lo llamo familias. A nosotros nos cachean, nos revisan todo y eso no pasa con todo el mundo.

–Se habla de que el gobierno nacional les da plata discrecionalmente. ¿Esto es así?

–La plata que nosotros recibimos es para construir casa, fábricas. Cada 45 días vienen a controlarnos desde el Gobierno, a verificar las obras que se hacen. Nosotros rendimos cuentas moneda por moneda. Nadie puede decir que las cosas las tenemos de arriba. Todo lo hacemos trabajando.

–Otro de los personajes que la acusa de violenta es “El Perro” Santillán.

–Me da gracia que él hable de violencia, cuando su agrupación, el último 29 de agosto, salió por el centro de Jujuy tirando bombas de estruendo y hasta le reventaron el pie a una turista. Ellos siempre rompen todo, y nosotros somos los violentos. ¿Por qué no explica cómo construyó su casa y la de su hija, después de una toma en Tilcara? ¿Por qué no hablamos de la hostería que montó para turistas en un espacio que les pertenecía a descendientes de los pueblos originarios?
 
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La disputa por las tierras

El miércoles 5 de septiembre, dos micros de la agrupación “Tití Guerra” llegaron al barrio Santa Bárbara, en Humahuaca, dispuestos a ocupar un terreno que supuestamente le habían comprado a Vicente Acosta, un agente inmobiliario que está señalado por vender ese terreno a varios vecinos de la zona. El barrio Santa Bárbara está dentro de un predio de más de 2.000 hectáreas, que en el registro inmobiliario de la provincia figura como “Finca de Viera y Colorado”. Esas son tierras fiscales que están en litigio hace varios años por más de 20 personas, que reclaman parte de esa tierra. La primera demanda contra el gobierno provincial la realizó Felipe Urbina, como consta en el expediente Nº B92813/02.

La disputa por las tierras es moneda corriente en la provincia de Jujuy. Por caso, desde que en 2003 la Unesco declaró a la Quebrada de Humahuaca “patrimonio natural y cultural de la humanidad”, se generó una serie de problemas que son difíciles de resolver. Las tierras fiscales o en manos privadas, que tenían valores irrisorios, comenzaron a valer fortunas. A partir de ese momento se iniciaron guerras familiares y entre los propios vecinos para quedarse con tierras ancestrales, argumentando que desde lo más alto del árbol genealógico esas tierras les pertenecen. Pero no sólo eso: turistas maravillados con la belleza del paisaje y la naturaleza de la puna argentina comenzaron a comprar parte de las tierras. Sin embargo, quizás hace falta remontarse aún más lejos para comprender la dimensión de los hechos. Es quizá desde la conquista de los españoles, cuando arrebataron las tierras a los pueblos originarios, que puede llegar a dimensionarse el conflicto.

En la última toma, según explicó a esta revista una persona que estuvo en el lugar, pero que prefirió reservar su nombre, “los de la Tití eran alrededor de 70 y llegaron con pancartas y banderas dispuestos a sacar de la casa a los que vivían ahí. Les pegaron y les golpearon y ahí llegó mucha gente del pueblo, como Luis Darío Condorí, para frenarlos”. En medio del enfrentamiento, un balazo en el abdomen le dio directo a Condorí y le quitó la vida. 

Lo cierto es que la agrupación liderada por Guerra fue apartada de las 28 agrupaciones que conforman la Red de Organizaciones sociales, ya que eran reiteradas las conductas violentas de esta agrupación: actitudes inorgánicas con la red, contactos turbios con sectores políticos de la oposición, y hasta tomaron empresas. “Nosotros en ese camino no vamos –explicó a Veintitrés Milagro Sala–. Por eso decidimos entre todos que se aparten de la red”. Fue la propia secretaria general de la agrupación, Cruz Silvina del Rosario, la que corroboró mediante un comunicado que habían sido apartados el 22 de agosto.

Hasta el momento, los tres imputados por el crimen son Miguel Ángel Guerra, Marco Antonio Guerra y Moisés Lavallén. Quien lleva adelante la investigación es el fiscal Gustavo Araya. El martes renunció el intendente, Roberto Lamas, presionado por los hechos violentos que investiga la Justicia.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
 
Opinión

La gente le teme, el gobierno la deja hacer
Por Gerardo Morales
Senador nacional, UCR-Jujuy

Jujuy porcentualmente cuenta con el mayor índice de planes sociales.

Milagro Sala, en este escenario, se ha convertido en un instrumento fundamental del kirchnerismo, lo que obliga a advertir sobre los riesgos del reparto discrecional de ayudas sociales. La líder de la Tupac Amaru es el mejor y más funesto ejemplo de clientelismo llevado a límites impensables: mediante chantaje transformó a su organización en un verdadero Estado paralelo.

La Tupac Amaru ejecuta 13 millones de pesos mensuales que le remite el gobierno nacional. La asignación de viviendas, muchas de ellas con títulos precarios, le ha permitido presionar a los adjudicatarios. Así, si se desafilian, pierden la casa.

Cerca de 500 dirigentes muy ideologizados y armados obligan a las familias más necesitadas a participar de movilizaciones o cortar calles o tomar tierras o afiliar a sus hijos al Partido de la Soberanía Popular. La gente le teme, el gobierno la deja hacer.

Milagro Sala crece al abrigo del poder. La Red Tupac Amaru ha mutado en organización mafiosa y hay pruebas contundentes de ello, como el lamentable crimen de Luis Condorí en Humahuaca. Es la gobernadora en los hechos y gobierna a sus anchas.

Frente a la obligación de cumplir con la ley, las organizaciones sociales tienen que rendir cuentas sobre el manejo de los dineros públicos. En la Justicia Federal la hemos denunciado por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero ya que su patrimonio alcanza los 3.700.000 pesos.

¿De qué vive? ¿Cuánto gana para tener el patrimonio que ostenta? ¿Por qué no paga los impuestos, como dice la AFIP? Son algunas de las muchas preguntas sin respuesta que la rodean. No estamos hablando de una simple dirigente social sino de la administradora de millonarios fondos públicos con los que se ha enriquecido.

Reconocemos que en Jujuy los planes de empleo todavía son necesarios, tan necesarios como lo es la construcción de un modelo de políticas sociales universales que no obligue a ser soldado de ninguna fuerza de choque.
 
 

 

 

 RADIO RNV@ !ACTIVA LA NO VIOLENCIA!

La violencia está instalada…, instalemos!!! la no violencia.

Colabore o  participe en el armado de una gran Red de No Violencia

http://www.reddenoviolenciaactiva.org/

www.instalemoslanoviolencia.org

La O.N.G. de la No-Violencia